La vida es demasiado corta como para NO perseguir nuestros sueños. Algún día tu vida estará próxima a su fin y lo único que podrás hacer es mirar tus recuerdos. Podrás recordarlos con alegría o con pesar. Aquellos que sueñan, que se fijan metas y que actúan de acuerdo a ellas para hacerlas realidad, son aquellos que viven vidas placenteras y que tienen una sensación de paz cuando se aproxima el final de sus días. Ellos están satisfechos con lo que han alcanzado para ellos y para su familia.

Jim Rohn

¿Qué hacen los ricos todos los días que no hacen los pobres?

domingo, 13 de abril de 2014

Tom Corley señala algunas diferencias entre los hábitos de los ricos y los pobres.
En su sitio web www.richhabitsinstitute.com, 20 cosas que los ricos hacen todos los días:


1. 70% de los ricos comen menos de 300 calorías de comida chatarra, mientras que 97% de los pobres consumen más de 300 calorías de comida chatarra; y 76% de los ricos hacen ejercicio aeróbico (al menos 4 veces por semana), mientras que solo 23% de los pobres lo hacen.

2. 80% de los ricos se concentran en lograr algún objetivo único. Sólo el 12% de los pobres lo hacen.

3. 23% de los ricos hacen apuestas versus 52% de las personas pobres.

4. 63% de los ricos escuchan audio libros durante el viaje al trabajo, frente a 5% de las personas pobres.

5. 81% de los ricos acostumbran usar una lista de cosas por hacer (to-do list), frente a 19% de los pobres.

6. 63% de los padres ricos motivan a sus hijos a leer (al menos 2 o más libros cada mes), frente al 3% de los pobres.

7. 70% de los padres ricos hacen que sus hijos sean voluntarios en alguna causa u obra de caridad (por lo menos 10 horas o más al mes), frente al 3% de los pobres.

8. 80% de los ricos hacen llamadas para felicitar a los cumpleañeros del día vrs. a un 11% de los pobres.

9. 67% de los ricos ponen sus metas por escrito frente al 17% de los pobres.

10. 88% de los ricos leen 30 minutos o más cada día por educación o motivos profesionales vrs. 2% de los pobres.

11. 6% de los ricos dicen lo que está en su mente contra un 69% para los pobres.

12. 79% de los ricos trabajan en hacer crecer su red de contactos (networking) 5 horas o más cada mes frente al 16% de los pobres.

13. 67% de los ricos observan 1 hora o menos de televisión todos los días frente a 23% para los pobres.

14. 6% de los ricos ven programas de la vida real (reality shows) en TV frente a 78% para los pobres.

15. 44% de los ricos se despiertan 3 horas antes del inicio de labores vrs. 3% para los pobres.

16. 74% de los ricos enseñan buenos hábitos a sus hijos frente a 1% para los pobres.

17. 84% de los ricos creen que los buenos hábitos traen buena suerte frente al 4% de los pobres.

18. 76% de los ricos creen que los malos hábitos traen mala suerte frente a 9% para los pobres.

19. 86% de los ricos creen en la educación para la autosuperación durante toda la vida frente a 5% para los pobres.

20. 86% de los ricos disfrutan leer vrs. 26% para los pobres.

Muy buenos hábitos en que pensar y actuar este nuevo año.

Autor Jorge Cota

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

Fuente | emprendedores.pe

"Empecé de cero, sin dinero, sola"

domingo, 16 de marzo de 2014

La propietaria de Pecarí, Rosario Bordes, cuenta su historia emprendedora y habla de cuáles fueron sus principales desafíos


Perseverancia, creatividad y esfuerzo fueron las claves para que hoy Pecarí cumpla 20 años y haya logrado convertirse en una marca referente en artículos de cuero. Su propietaria, Rosario Bordes, explica que la empresa nació de “una crisis y una necesidad”. Trabajaba como secretaria en una empresa que había sido creada para asemejarse a Manos del Uruguay en el cuero y la idea era exportar, abrirse al mundo. La firma se había creado con donaciones y cuando se acabaron la situación se complicó. El proyecto fracasó y a Bordes le terminaron pagando con mercadería que había quedado. “No tenía muchas opciones, tenía dos hijos pequeños, la necesidad de generar mi sustento, era un momento crítico en mi vida”, recordó. Desde chica le gustó diseñar ropa (hacía joggings y se los vendía a amigas) y sintió que podía desarrollar su creatividad.

¿Cómo reaccionó su familia cuando decidió emprender?
Todos me apoyaron, me dijeron “quédate con la empresa porque vos la vas a sacar adelante”; mi entorno me dio la confianza para seguir lo que fue fundamental. Me fui haciendo de una clientela entre amigos y familia que me iban pidiendo artículos muy puntuales y pequeños.

¿Cómo se financió?
Empecé de cero, sin dinero, sola. No quise pedir préstamos, luego de ver la experiencia de la empresa que había cerrado embarcada en préstamos. Preferí ir despacio. Iba reinvirtiendo lo poco que ganaba y lo hice con cuero de pecarí, que era muy económico y de fácil manejo. De allí salió el nombre de la empresa que ya hoy tiene 20 años.

Sus cuatro hermanas trabajan en la empresa ¿Cómo es administrar una empresa familiar?
No es fácil, pero vale la pena. Gracias a que ingresaron, he podido delegar y tener la total confianza de que todo va a seguir funcionando y hemos seguido creciendo. Mis hermanas son un tesoro y hacen que esto funcione. Es cierto que hay que conciliar y tratar de no mezclar, pero hoy para mí es un gran orgullo que un negocio que inicié le da trabajo a toda mi familia.

¿Cual fue el principal desafío?
Cuando mis hijos eran chicos, conciliar trabajo y familia no fue fácil. La empresa tuvo un crecimiento muy rápido, con muchas responsabilidades que yo no había buscado. Pasaba mucho tiempo fuera de casa y cuando llegaba y seguía enganchada. A veces me daban ganas de volver a ser empleada, pero que al final el esfuerzo valió la pena.

¿Cuáles son sus planes?
Me gustaría que Pecarí dé el salto a nivel internacional pero no ahora. Aspiro que mis hijas -que están estudiando carreras relacionadas con el diseño y los negocios internacionales- formen parte de la empresa y den ese paso con esa energía joven que traen. Siento que ya cumplí y en el corto plazo quiero iniciar una etapa de disfrutar un poco más el fruto de estos años de trabajo.

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

Fuente | elobservador.com.uy

¿Terquedad o perseverancia?

sábado, 8 de febrero de 2014

Perseverar es perseguir sin desmayar, sin rendirse a las dificultades, es conseguir ánimos y fuerzas para seguir intentándolo una y otra vez hasta alcanzar la meta


Tendemos a asociar la terquedad con aspectos negativos de la personalidad, mientras que consideramos la perseverancia una cualidad que, en buena medida, determina el éxito. La perseverancia de José Antonio Abreu, por ejemplo, es fundamental para explicar el prestigio que ha alcanzado el sistema de las orquestas juveniles venezolanas. No solo su perseverancia, sino la de los miles de jóvenes músicos que día tras día, a pesar de todas las vicisitudes y problemas, consiguen tiempo y ánimo para practicar las notas y perseguir la excelencia.

Perseverar es perseguir sin desmayar, sin rendirse a las dificultades, es conseguir ánimos y fuerzas para seguir intentándolo una y otra vez hasta alcanzar la meta. Es un ingrediente fundamental que se necesita para perfeccionar la obra, para lograr la nota adecuada, el toque único para superar las expectativas, para dominar la técnica a la perfección.

No se llega a unas olimpiadas sin una gran dosis de perseverancia. Los atletas de alta competencia deben practicar una y otra vez sus movimientos, repasar sus estrategias hasta el cansancio. Desde que se despiertan hasta que se acuestan se la pasan entrenando. En menor medida, graduarse de bachiller o en la universidad, formarse profesionalmente, requiere también perseverancia, como lo requiere igualmente dominar con destreza cualquier oficio. Es por ello que la perseverancia es considerada una virtud. Sin ella no se gradúa el joven de bachiller, de médico, o de ingeniero, ni se forma un buen zapatero, herrero, músico, o plomero.

La terquedad, en cambio, es vista peyorativamente. Un terco es una persona empecinada, a la que le cuesta rectificar y aceptar el punto de vista o los consejos de los otros; que tropieza una y otra vez con la misma piedra y, aún así, vuelve a intentarlo. La terquedad de un gobierno, por ejemplo, lo hace repetir políticas económicas que en el pasado lo han conducido a estrepitosos fracasos.

Lo paradójico del asunto es que el terco es una persona perseverante y las personas perseverantes son en esencia tercas. La diferencia pareciese estar en qué se empecinan los unos y en qué perseveran los otros. ¿O tal vez es cuestión de suerte?

Cristóbal Colón, por ejemplo, fue una persona perseverante y de una insigne terquedad a la hora de buscar fondos para emprender su expedición en busca de una ruta occidental a la India. Una de las dificultades que enfrentaba el genovés era cómo convencer a los consejeros de las distintas cortes que visitó de la viabilidad de su proyecto. En esencia, sus cálculos estaban errados, y no había forma de que el navegante los convenciera de que podía cruzar el océano hasta el otro lado. Colón estaba empecinado en su error. Quiso la fortuna que Isabel la Católica no escuchara consejos, y más importante aún, que América se interpusiese entre Europa y la India. Sin ese golpe de suerte, Colón hubiese sido un terco más del montón.

Al final podría tratarse de que los tercos perseveran contra corriente y los perseverantes tienen la visión o el tino de terquear a favor de ella. Sea como fuere, mala suerte ha tenido Venezuela de contar con tercos tan perseverantes en su gabinete económico.

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

Fuente | http://eltiempo.com.ve/

5 hábitos sencillos para mejorar la productividad personal

jueves, 30 de enero de 2014

Este es un artículo sobre productividad, así que iré directamente al grano. Te aseguro que si consigues adquirir estos 5 sencillos hábitos para mejorar la productividad personal tu vida cambiará.


Creerás que exagero si te digo que incluso serás más feliz, pero no lo hago, es pura lógica. Todos nos sentimos realizados cuando conseguimos los objetivos que nos planteamos. Por contra, cuando no lo hacemos nos frustramos.

Cuando hablamos de «pequeños objetivos» u objetivos diarios esta mini-frustración puede llegar a ser perversa porque se acumula sutilmente en nuestra psique sin despertar atención. No nos percatamos de su influencia, pero puede llegar a impactar muy negativamente y de forma sigilosa en nuestro deambular diario profesional y personal.

1º) No leas emails hasta el final de la mañana

Este quizá es el hábito que más me ha cambiado y quizá uno de los que más contribuye a mejorar la productividad personal. Desde que lo practico me siento otro. Y de verdad, el mundo no es peor ni se encuentra desatendido desde que este servidor solo lee el email dos veces al día, una al final de la mañana y otra justo 15 minutos antes de echar el cierre e irme a casa.

Si hay una urgencia de verdad en tu entorno profesional o personal no te preocupes, te llamarán por teléfono. Una mención en Twitter no es urgente, y que te leas el artículo sobre niños que te envía tu mujer tampoco, bueno… ejem, ejem…

El instinto que nos lleva a abrir el email nada más llegar al trabajo no tiene nada que ver con la responsabilidad, sino con la curiosidad. Porque en realidad casi nunca resolvemos o procesamos todo lo que tenemos en el inbox, solo sobrevolamos la bandeja de entrada para saciar ese insano ego que siempre espera un importantísimo email. Y lo peor de todo es que seguimos con el email abierto todo el día. Todo el día esperando…

2º) Tu primera tarea del día ha de ser la más importante

Este hábito, y en realidad casi todo lo que sé y utilizo sobre productividad personal, lo aprendí leyendo a Berto Pena en Think Wasabi. En concreto, realizar tu tarea más importante al inicio del día es una de las medidas en las que más insiste el Sr. Pena para mejorar la productividad personal. Y no me extraña, los beneficios son múltiples:


  • A primera hora la concentración y la energía están en su punto más alto del día.
  • Es cuando menos marrones te caerán, luego será imposible evitarlos y no dispondrás del tiempo que ahora tienes.
  • Menos distracciones. Todavía no ha empezado a sonar el teléfono.
  • Si la completas o avanzas lo suficiente te dará energía para el resto del día.
  • Atacar la tarea clave del día antes de pensar en otra cosa tiene una influencia capital a la hora de mejorar la productividad personal, pero aunque parezca sencillo, no lo es tanto. Cuando te sientas a primera hora en tu puesto de trabajo tienes todo el día por delante. Te encuentras fresco, pero ocioso. Sientes la imperiosa necesidad de analizar la peli de anoche o el partido que ganó tu equipo, rajar del jefe antes de que llegue, o ver un momentito el Facebook a ver si alguien ha comentado la foto que colgaste ayer.

No es fácil sentarse y directamente ponerse a currar en lo más importante que tienes que hacer hoy. Por eso no debes subestimar ni el potencial de este hábito ni la dificultad de adquirirlo. Tómatelo muy en serio, la recompensa merece la pena.

3º) Acepta la monotarea en tu vida

Nuevamente me siento tentado a decirte que este hábito sí que ha cambiado mi vida, pero es que todos, cualquiera de los 5, podrían encajar esa frase. Y si consigues adquirir y trabajar con los cinco hábitos, mejorar la productividad personal no tendrá valor frente a cómo te sentirás.

A mi parecer, la multitarea es el mayor virus que han traído los ordenadores a nuestras vidas. Es una lacra, un engaño, una estafa —no estoy hablando de política.

Permíteme una pequeña broma. El banner que ves a continuación es una incongruencia en toda regla. Si te sientes tentado a hacer clic en «Quiero suscribirme», no seré yo quien te diga que no lo hagas. Pero en realidad, si eres un verdadero amante de la monotarea, NO deberías hacerlo, al menos ahora deberías seguir concentrado únicamente en la lectura.

Creemos que somos más productivos por tener varios programas corriendo al mismo tiempo mientras respondemos al teléfono, escribimos y pegamos un post it y enviamos un whatsapp. NO, NO, y NO. Sé que no te convencerás hasta que practiques la monotarea, pero hazte un favor, pruébalo/a.

Voy a recomendarte, cómo no, otro artículo de Berto Pena sobre cómo la monotarea mejorará tu productividad personal, en él encontrarás las razones y beneficios de centrarte en una sola cosa. Yo te lo resumo, la gran virtud de la monotarea es que maximiza la ATENCIÓN, cosa que no es fácil en un mundo lleno de distracciones.

4º) Protégete contra las distracciones

Elimina de tu vida, al menos dentro de tu horario laboral, todo tipo de distracciones o notificaciones si realmente quieres mejorar la productividad personal. Como ya has leído la gran virtud de la monotarea radica en centrar y mantener tu atención en la tarea que estás realizando, para que esto se cumpla has de eliminar cualquier distracción externa.

Mientras estás realizando tu tarea clave —recuerda, al principio del día— has de ser si cabe más radical. Ni una sola distracción, fuera teléfono, cierra la puerta del despacho a cal y canto, mantén abierto solo el software que utilices y encima de la mesa lo estrictamente necesario.

Salvo casos puntuales, sobre todo relacionados con atención al cliente, no es necesario enterarse de la mención en Twitter, Facebook o Google+ en tiempo real. Con revisar tus redes sociales en determinados momentos al día —pautados de antemano— será suficiente. Un consejo, durante las tareas importantes… «teléfono y distracciones totalmente off»; durante el resto del horario laboral… «datos móviles off».

5º) Utiliza una buena gestión de tareas y eventos

Para que todo tu sistema de productividad personal funcione es necesario planificar con antelación —valga la redundancia—. Suelo planificar y revisar las semanas en domingo, y las tareas y eventos diarios los planifico y reviso el día anterior antes de acostarme. Utilizo fundamentalmente dos apps:


  • Any.do para gestionar las tareas en el iPhone, también tiene versión Android y extensión para Chrome. Me resulta muy cómoda. Es una aplicación minimalista y gratuita.
  • Cal | Calendar by Any.do. Es el calendario de Any.do. Se sincroniza perfectamente con las tareas y en una sola app puedes tener una visión completa, tareas + eventos, de lo que te deparará el día. Al igual que Any.do se trata de una app estéticamente muy lograda, interacciona con Google Maps y con los calendarios de Google.
  • El mismísimo Berto Pena está detrás de otra app que espero con impaciencia: Hightrack. Esta aplicación, aparte de contar con los conocimientos del archimencionado Sr. Pena, es la primera app que integra de forma efectiva el calendario en un gestor de tareas. Ya tenemos versión gratuita y premium para iPhone, pero de momento da bastantes problemas.

Aparte de todo esto, todas las mañanas antes de comenzar, me siento, pienso, abro Any.do —que ya me ha recordado automáticamente a las 7:30AM las tareas que tengo para hoy— y vuelvo a revisar la lista de tareas. Las traslado a un papel sectorizado como el de la imagen del principio, apago el móvil y empiezo el día.

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

Fuente | http://lukor.com/

Mi secreto del éxito

jueves, 9 de enero de 2014

Por María Marín

¿Cuál es el secreto del éxito?

Esta es una de las preguntas que más recibo de mis seguidores, especialmente a principio de año, cuando todo el mundo se propone lograr nuevas metas. Mi experiencia en el campo de la superación personal me ha mostrado que todas las personas tienen una opinión diferente. Sin embargo, una buena guía de cómo lograr el éxito es preguntar la opinión de quienes han alcanzado grandes logros.


Por ejemplo, una vez conocí a Aslam Khan, presidente y CEO de los restaurantes Church’s Chicken, con más de 1,600 tiendas en Europa, Asia, África y toda América. Cuando le pregunté cuál era su secreto, me dijo: “¡Una buena actitud! La manera en la que trates a las personas con quienes trabajas influirá un ciento por ciento en la lealtad y respeto que recibas de ellos”.

Si le preguntas al famoso golfista Tiger Woods cuál es el secreto de su éxito, te dirá lo que siempre responde en todas las entrevistas: ¡disciplina! Así que, aunque esté agotado, resfriado o lo hayan invitado a una gran fiesta, eso no lo detiene para entrenar diariamente.

Mi amiga y colega, la Dra. Nancy Álvarez, reconocida sexóloga, psicología y terapeuta familiar, dice que su secreto ha sido “trabajar duro”. Esto quiere decir, dejar la vagancia a un lado y levantarse temprano. Ella siempre repite: “¡Al que madruga Dios le ayuda!”.

Mi tío Rubén Rodríguez, fundador de una franquicia de más de 300 restaurantes, dice que el éxito de su negocio fue su obsesión. Me explicó: “Como cuando estás enamorado, que piensas en tu amado 24 horas al día, así me obsesioné con mi negocio”.

Por otro lado, el billonario Donald Trump una vez dijo: “El verdadero éxito se mide de acuerdo a cuán feliz eres”. Mi opinión sobre el secreto del éxito es la siguiente: “Descubre cuál es tu talento especial y empléalo de una forma que beneficie a otros”. Cuando encuentres ese don mágico que posees, agrégale los secretos antes mencionados; sé disciplinado, ten buena actitud, trabaja duro y obsesiónate con tu sueño. Esto te garantiza no solo el triunfo, sino también la felicidad.

Para más motivación visita: El Empujoncito de María Marín en www.youtube/MariaMarinonline.com y síguela en twitter @maria_marin

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

Fuente | elnuevodiario.com.ni

Hábitos para mejorar tu productividad, tu salud y tu felicidad

miércoles, 1 de enero de 2014

Para Josh Kaufman, el autor del bestseller Personal MBA, con unos pocos hábitos podemos mejorar significativamente nuestra productividad, nuestra salud y nuestra felicidad.



  • Ir a a la cama sobre las 9:00 – 10:00 pm cada noche para así poder levantarnos pronto (5:00 – 7:00 am) cada día de la semana. 
  • Hacer ejercicio debe ser nuestra primera actividad de la mañana. 
  • Completar tus Tareas Más Importantes* antes de hacer nada más. 
  • Eliminar el azúcar refinado y reducir el consumo de cafeína cada día. 
  • Al final de cada día, escribir un plan para el día siguiente. 
  • Escucha podcasts o audiolibros mientras haces tareas rutinarias como limpiar, la colada o similares. 
  • Lee durante la última hora antes de dormir en lugar de ver la TV. 


Con estos sencillos pasos puedes lograr un aumento espectacular de tu productividad, mejorar tu salud y, con ello, ser más feliz.

*Para organizar y planificar las Tareas Más Importantes del día, Josh Kaufman usa el modelo de David Shea: The Emergent Task Planner.

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

 Fuente | entornointeligente.com

Las 13 claves secretas para tener éxito y ser rico y triunfador

martes, 31 de diciembre de 2013

Sólo queda una semana para que abandonemos 2013 y entremos en 2014, por lo que muchos se apresuran a hacer sus listas de propósitos para el nuevo año. Si su objetivo para los siguientes 12 meses es llegar al éxito, alcanzar la riqueza y convertirse en un triunfador, lea con atención: tras más de 1.200 entrevistas con directivos, políticos y personajes famosos, la prestigiosa revista Forbes explica las 14 claves del éxito. La receta para convertirse en millonario


Preste atención, éstos son sus consejos:

1.- La suerte no existe, se provoca. En la mayoría de los casos no es azar, sino trabajo duro y talento: nada es gratuito.
2.- Fije metas reales y así no caerá en la frustración. Quien se pone objetivos inalcanzables, acaba fracasando: hay que ser consciente de que hay límites.
3.- Trabajo y más trabajo: hay que hacer más de lo que se pide.
4.- Saber que el fracaso puede aparecer al principio y estar dispuesto a abrazarlo si con ello se avanza.
5.- Lugar, momento y oportunidad. Tal y como decía, el fotógrafo Henri Cartier-Bresson hay un instante decisivo a la hora de disparar. La intuición y la decisión son básicas pues.
6.- Responsabilidad: la acción no depende de otros, sino de uno mismo. El control es siempre personal, sobre todo en el error.
7.- No espere los cambios, provóquelos, haga que sucedan.
8.- Adaptabilidad y evolución: si es necesario, tocará reinventarse.
9.- Gran capacidad comunicadora.
10.- Sin miedo a los consejos, pero hay que saber el qué y a quién preguntar.
11.- Nunca se puede dejar de aprender.
12.- Lo importante es el camino, no sólo la meta.
13.- Crear y no consumir.

¿Te gustó este artículo? Cuéntanos por Twitter, Facebook o Google+

Fuente | eleconomista.es/